Inicio
Presentación
Declaración de Fe
Programas de Estudio

Reglamento Acad.

Requisitos Ingreso
Inf. Financiera
Personal
Enlaces
Horarios
Motivos de Oración
Para Pensar...
 
PARA PENSAR

COMO ESTAMOS CONDUCIENDONOS EN EL MINISTERIO

 Por Francisco Cerrón

Hebreos 12:1-3

 La vida cristiana es una carrera. Pablo la ilustra en algunos textos de la Biblia como en 2 Timoteo 2:5 cuando habla de que “el atleta no recibe la corona de vencedor si no compite según el reglamento”(NVI).

El autor de Hebreos nos dice que “corramos con perseverancia o paciencia la carrera que tenemos por delante”.

 Pero si bien la vida cristiana es una carrera, creo que debemos también enfocar el ministerio como una carrera. No me refiero a una carrera como una profesión sino que el participar del ministerio es como una carrera que hay que correr. A diferencia de las carreras de los atletas, la carrera ministerial no está basada en la competencia. No corremos para competir, para ganarle a otro, corremos porque tenemos un objetivo, una meta, que esglorificar el nombre del Señor.

 En estos días vemos que existe un sentido de competencia en el ministerio. Algunos buscan tener la iglesia más grande, con más miembros, otros buscan ser la iglesia que envíe más misioneros, y se envuelven en una competencia donde la meta no es glorificar a Cristo sino brillar con luz propia ante los demás y mantener una reputación ministerial basada en el “éxito” y no en la “fidelidad”.

Muchas veces para llegar a esta meta se sacrifican los valores fundamentales del cristianismo. Se cambia la enseñanza de la sana doctrina por enseñanzas seculares muchas de ellas basadas en el marketing, se cambia el pastoreo y el cuidado del rebaño por un ministerio cómodo, ejecutivo, casi de gerente. Se cambia el sacrificio y el desprendimiento por un ministerio próspero y egoísta.

 Hace unas semanas llego a mis manos un artículo de la revista The Economist que se publica en los Estados Unidos. El título del artículo traducido al español sería “Jesús el Gerente” y se hablaba allí de la influencia de los principios del secularismo y del marketing en la vida de la iglesia, a tal punto que Jesús era visto como un gerente, donde la iglesia era la empresa, el inconverso( a quien no se le llamaba así sino “buscador”) era el producto y quien finalmente determinaba la agenda para la vida de la iglesia bajo el lema: “El cliente siempre tiene la razón”.Este artículo, luego de hacer unos comentarios objetivos sobre algunas mega iglesias en los Estados Unidos, concluía diciendo que: “En vez cristianizar América, se está americanizando el cristianismo”. Lo decía un periodista secular.

 Esta realidad que se vive en los Estados Unidos, no es tan ajena a nosotros. Y si ya no está con nosotros pronto estará haciendo su aparición en nuestras iglesias y nosotros como ministros debemos de cuidarnos y cuidar la grey de Dios.De allí que sea importante “correr bien en el ministerio”.

   

Hay por lo menos tres principios que brotan de Hebreos 12:1-3 

1. Encuentra un compañero de carrera.

La carrera en el ministerio no se puede hacer sola.Los “llaneros solitarios” en el ministerio no llegan muy lejos.Uno necesita tener un compañero de carrera.

Es mejor y más fácil correr con alguien que hacerlo solo.Es mejor hacer ejercicios, gimnasia, bicicleta, lo que sea pero acompañado.Uno se siente con más responsabilidad y más animado a seguir adelante.

Recuerdo cuando empecé a hacer spinning en el gimnasio.Lo hice animado por un hermano que trabajaba allí y que me invitó a asumir el reto.Nunca me había animado a hacerlo.Hoy lo hago con varias personas y el entrenador siempre está animándonos a no desmayar.

 En el ministerio no sólo ministramos a personas sino que además trabajamos con otros colegas en el ministerio.Ya no existen los pastores solos. Ahora se trabaja en equipos pastorales. Esta fue una de las herencias del movimiento LED, el trabajo en equipo. Si no sabemos trabajar en equipo, no vamos a llevar adelante un ministerio eficaz.

 Pero además necesitamos un compañero de carrera que sea nuestro amigo. Alguien a quien podamos ir y decirle: “amigo hermano necesito que ores por mi porque estoy siendo tentando, porque estoy pasando una prueba”.Alguien en quien tú puedas confiar y a quien le puedas contar tus luchas, tus debilidades y que además no sólo pueda orar por ti sino que pueda preguntarte cómo estás yendo en relación a esas luchas, si estás teniendo victoria o no.

Pero tiene que ser que una persona que reúna las siguientes características:

  1. Que sea amigo tuyo.
  2. Que sea imparcial y que te pueda llamar la atención cuando debe hacerlo.
  3. Que sea fiel, leal y discreto.No queremos nadie que ni apañe nuestros pecados ni los divulgue.
  4. Que esté en un nivel espiritual similar o superior al tuyo.Sé que es difícil medir esto pero la idea no es ir donde un recién convertido o alguien nuevo en la fe.

 

Es muy importante tener un compañero de carrera. 

 

2. Mantente entrenado.

Mantente en forma.La carrera es una carrera larga.Una vez que empiezas el ministerio debes aspirar a terminar tus días en esta tierra ministrando.Es una carrera larga y toda carrera larga requiere estar entrenado, requiere estar en forma.

Cuando uno no está en forma, se deforma.Lo mismo sucede en el ámbito del ministerio espiritual.

El entrenamiento requiere disciplina. Duele.Mantenerse en forma no es fácil.Si uno se descuida empieza a subir de peso.Si uno come de más empieza a engordar.Si uno deja de hacer ejercicio empiezan los problemas de salud.

 

 Como ministros de Dios debemos de ejercitarnos en ciertas cosas:

  1. En la oración.Requiere disciplina.
  2. En el Estudio de las Escrituras.No sólo leerlas, no conformarnos con lo que recibimos en el Seminario.Requiere estudio personal.
  3. En el ayuno.
  4. En la piedad.
  5. En las buenas obras (ayudar a los demás, compartir con el que padece)
  6. En el carácter.

  

3. Enfocarse en la Meta.

No corremos por competencia.Corremos porque queremos llegar a la meta y llegar bien.No importa si otros nos ganan, si otros llegan antes que yo.Es parte de la vida.Lo importante es correr y correr bien, fijando nuestros ojos en la meta.

 En algúna competencia olímpica, un atleta estuvo participando de una maratón.Casi al comenzar la carrera se lesionó pero él siguió corriendo.Luego de varias horas que el último atleta llegó a la meta, apareció este hombre que representaba a un país africano, caminando, jadeando, lesionado.Los periodistas aguardaban en la línea de llegada, otros le acompañaban en su carrera.Cuando finalmente, cruzó la línea de llegada, éste hombre cayó al suelo y un periodista le preguntó: ¿Por qué Ud. siguió corriendo si era obvio que no iba a ganar y de que iba a llegar último?El respondió:

 “Mi país no me mandó miles de kilómetros para abandonar la carrera sino para llegar a la meta”

 La Biblia nos exhorta a poner los ojos en Jesús.El es nuestra meta.No es el prestigio, no es el éxito, no es tener una iglesia llena o tener muchos misioneros.La meta no es hacer dinero, ni viajar, ni gozar de títulos, la meta debe ser agradar a Dios, honrar su nombre y ser fiel en el ministerio.

Comentarios al Artículo  

artículos anteriores>

Comentarios Recibidos

 

Nombre Completo: Samuel Doyle

Pais: EEUU

Correo Electrónico: sdoyle@sacoriver.net


Comentarios: Buenas dias en el nombre de Jesus....Soy de los
EEUU, y mi esposa es Peruana. Somos parte de una iglesia Bautista aqui
y
de una ACYM iglesia alla (en La Victoria). He ido a Lima 8 veces en mi
vida (lo mas reciente hace un mes...fui para ver oportunidades para
sirvir)...se que Dios tiene un llamado especifico para nosotros alla en
Peru. Parte de este llamado es para estudiar la Biblia. Conozco mas o
menos la Biblia, pero para ministrar mejor a los ninos y adolocentes
(este
es mi area de "deseo"), necesito conocer bien la Palabra. Estamos
orando
para que Dios nos muestra el tiempo perfecto para viajar. Tengo varios
referencias de alla...pastores, personas que trabajan en un ministerio
de
Compasion, Red Viva, y otros. Lo que quiero saber, es que cuando Dios
nos
llame alla, si hay la posilibidad de estudiar en SEBAP. Si es que si,
que
tengo que ser para empezar el proceso.

Gracias por su tiempo...que Dios les sigue bendiciendo...

Samuel Doyle
__________________________________________________________________

Nombre Completo: X

Pais: PERU

Correo Electrónico: asesorjuridico@hotmail.com

URL: http://

Comentarios: no existen los recien convertidos , solo existen
los hijos de dios.

_____________________________________________________________________________

Nombre Completo: Esteban Huincho
Pais: USA
Correo Electrónico: escuadrones19@hotmail.com
URL: http://
Comentarios: Hermanos los saludo en el nombre del Senor, gracias por sus oraciones y apoyo, me encuentro con mi familia hay sirviendo al Senor en este pais en una iglesia americana ubicada en el estado de Nueva York, y es denominacion Alianza. El Senor nos ha bendecido con un gran siervo de Dios el pastor Ken Maynard, cuyo corazon permitio poder abrir una obra hispana en esa area. Yo y mi familia estamos sirviendo a nuestro Senor Ahi a pesar de que no hay muchas personas hispano en nuestro barrio confiamos en el Senor y que El traera muchos hispanos a sus pies. Por eso con mis padres estamos entregandonos en todo al servicio de nuestro Rey. Mucho agradezco por sus oraciones y por cada ensenanza recibida alla en el Sebap muchas gracias por todo y Que Dios me los bendiga.

Esteban Huincho

_____________________________________________________________________________

Nombre Completo: Jose Pascual
Pais: Perú
Correo Electrónico: javesp65@hotmail.com
URL: http://
Comentarios: Realmente inspirador y necesario, sobre todo una gran ayuda para quienes estamos ejerciendo un ministerio. Muchas gracias, y que Dios prospere su ministerio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA DEL PERU / Prol. Cayetano Heredia 151,Pueblo Libre. Lima-Perú/Telf.463-8885/ 261-5133
contacto