Inicio
Presentación
Declaración de Fe
Programas de Estudio

Reglamento Acad.

Requisitos Ingreso
Inf. Financiera
Personal
Enlaces
Horarios
Motivos de Oración
Para Pensar...
Galeria de Fotos
 


Analiza tus pensamientos
Segunda parte

“[DIOS] ES PODEROSO PARA HACER TODAS LAS COSAS MUCHO MÁS ABUNDANTEMENTE DE LO QUE PEDIMOS O ENTENDEMOS…” (Efesios 3:20)
 

Se cuenta que una vez el rey de Arabia Saudita invitó a un famoso jugador de golf a un torneo en su país. Antes de que el deportista volviera a casa, el rey le dijo: ‘Quisiera hacerte un regalo. Lo que quieras; dímelo.’ El jugador de golf declinó la invitación, aludiendo que no necesitaba nada. Pero ante la insistencia del rey, le dijo: ‘Su Majestad, colecciono palos de golf.’ Se imaginó que tal vez el rey le regalaría un putter de oro o un driver con un diamante incrustado. ¡Cuál no sería su sorpresa cuando unas semanas más tarde recibió una carta que contenía el título de propiedad de un campo de golf de casi 5.000 hectáreas! Pablo dice: “[Dios] es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos…” (Efesios 3:20). Los reyes no piensan como nosotros y cuando sirves al Rey de Reyes, eso es aún más cierto. El plan de Dios para tu vida es mucho más grandioso de lo que tú nunca has imaginado. El salmista dijo que el Señor le había “colmado” de bienes (Salmo 13:6 Biblia de las Américas).

Dios valora todo esfuerzo, por pequeño que sea, pero no le agrada cuando somos cortos de miras. Si de verdad crees que Él dirige tus pasos y que la misericordia y la bondad te siguen todos los días de tu vida, entonces esperarás grandes cosas de parte de Dios. Leon Nacson escribe: “Siempre confía en el mejor resultado, para ti y para los demás, porque si esperas siempre lo mismo, ¡eso es lo que tendrás! Recuerda: “…La fe es… la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). Por lo tanto, aunque no puedas “verlo”, confía que Dios va a intervenir, haciendo que te encuentres en el lugar correcto en el momento adecuado, con las personas adecuadas, para que se cumpla Su Voluntad, (no la tuya). ¡Ya verás cómo Dios actúa!

 

 

 

artículos anteriores>

 
 

 

 

 

 

ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA DEL PERU / Prol. Cayetano Heredia 151,Pueblo Libre. Lima-Perú/Telf.463-8885/ 261-5133
contacto