Inicio
Presentación
Declaración de Fe
Programas de Estudio

Reglamento Acad.

Requisitos Ingreso
Inf. Financiera
Personal
Enlaces
Horarios
Motivos de Oración
Para Pensar...
Galeria de Fotos
 


¡A todos nos pasa!

"TODAS ESTAS COSAS LES ACONTECIERON COMO EJEMPLO."
(1 Corintios 10:11)
 
Un pastor estaba construyendo una valla mientras le contemplaba el hijo de los vecinos de 12 años. El pastor le sonrió y preguntó: '¿Te interesa la carpintería?' 'No', replicó el joven. '¡Sólo quería ver lo que dice un predicador cuando se da con el martillo en el dedo!' Tú eres la única Biblia que algunos lean en toda su vida, y te están observando para ver si tu forma de vivir concuerda con lo que profesas. Algunos te observan para comprobar el poder transformador de Jesús; otros buscan la oportunidad de decir: 'Mira los cristianos, ¡son todos unos hipócritas!' Queremos ser buenos ejemplos, pero muchas veces nos quedamos cortos. Pero a pesar de lo humillantes que resultan esas situaciones, Dios usa los fallos "para que la excelencia del poder sea de Dios y no de nosotros." (2 Corintios 4:7). Dios no se queda contemplando las carencias de nadie, ni siquiera de los santos más notables. "Fueron escritos para nuestra enseñanza, para que nosotros. no cometamos las mismas faltas que ellos cometieron" (1 Corintios 10:11 Castilian).
 
Abraham, el "amigo de Dios", mintió al decir que Sara no era su esposa (Génesis 12:10-20). Moisés, el gran dirigente, se enojó y desobedeció a Dios. David, un hombre conforme al corazón de Dios, cometió adulterio y luego trató de cubrir su pecado con un asesinato (2 Samuel 11:15). Pedro, cabeza de la iglesia, negó a Jesús tres veces (Lucas 22:54-62) y Juan Marcos abandonó su misión y se volvió a casa en medio de un viaje misionero (Hechos 15:38). Todos ellos están en la Biblia, con defectos y todo. Pablo dice: ".Que nadie se sienta seguro de que no va a pecar, pues puede ser el primero en pecar" (1 Corintios 10:12 Traducción en lenguaje actual). Por lo tanto, no te desanimes cuando tropieces. Reconoce tu error, pide perdón a Dios y a las personas involucradas, perdónate a ti mismo, aprende de lo sucedido y sigue adelante.


 

 

artículos anteriores>

 
 

 

 

 

 

ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA DEL PERU / Prol. Cayetano Heredia 151,Pueblo Libre. Lima-Perú/Telf.463-8885/ 261-5133
contacto