Inicio
Presentación
Declaración de Fe
Programas de Estudio

Reglamento Acad.

Requisitos Ingreso
Inf. Financiera
Personal
Enlaces
Horarios
Motivos de Oración
Para Pensar...
Galeria de Fotos
 


¿A qué te ha llamado Dios?
“...ME ES IMPUESTA NECESIDAD... ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIARA EL EVANGELIO!” (1 Corintios 9:16)

Si  aceptas el fracaso como algo definitivo, serás un fracasado. Pero si aprendes de tus fallos, estarás dando pasos en el camino al éxito. En el deporte del béisbol, no podrás conseguir un cuadrangular, a menos que salgas al campo y te enfrentes al lanzador. El famoso jugador de béisbol Babe Ruth llegó a la cifra récord de 714 cuadrangulares en su vida deportiva, pero también fue eliminado 1.300 veces. En uno de esos períodos de malos resultados, un reportero le preguntó cómo superaba el desánimo. A lo que contestó: ‘Si sigo bateando bien, la ley de probabilidades indica que voy a mejorar los resultados. De hecho, cuando las cosas no van muy bien, miro al lanzador y siento lástima por él, porque antes o después las va a pagar.’

Cuando Benjamin Disraeli se dispuso a hablar en el Parlamento británico por primera vez, lo abuchearon y se tuvo que callar y sentarse. Pero dijo: ‘Ahora me siento, pero ya llegará el día cuando todos ustedes tendrán que escucharme.’ ¡Y así fue! De hecho, llegó a ser uno de los mejores oradores de Gran Bretaña y también Primer Ministro. Hoy en día, nadie recuerda a los oponentes de Disraeli, pero perdura la contribución de este hombre a la historia. Tal vez te preguntes: ‘¿Cómo sé cuál es mi destino?

Primero, tu destino es un deseo que no te va a abandonar. Dijo Pablo: “...Me es impuesta necesidad... ¡ay de mí si no anunciara el evangelio!” (1 Corintios 9:16).

Segundo, tu destino será mucho más que un trabajo y te aportará gran satisfacción. El salmista se expresaba así: “El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado...” (Salmo 40:8).

Tercero, tu destino dará rienda suelta a tu creatividad. Cuando Dios llamó a Gedeón “hombre esforzado y valiente” (Jueces 6:12), éste se encontraba escondido en una cueva. Pero Dios no estaba refiriéndose a su estado del momento, sino al potencial que había en él. Entonces, ¿a qué has sido llamado?

 

 

 

artículos anteriores>

 
 

 

 

 

 

ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA DEL PERU / Prol. Cayetano Heredia 151,Pueblo Libre. Lima-Perú/Telf.463-8885/ 261-5133
contacto