Inicio
Presentación
Declaración de Fe
Programas de Estudio

Reglamento Acad.

Requisitos Ingreso
Inf. Financiera
Personal
Enlaces
Horarios
Motivos de Oración
Para Pensar...
 
PARA PENSAR

EL SEMINARIO ES PARA GENTE NORMAL

Por Francisco Cerrón.

Hace algunos meses llegó a mi mano un artículo publicado en la revista “Christianity Today” del mes de Febrero de 1999.

Este artículo mencionaba ocho razones por las que todo cristiano debería de pensar en ir al seminario por lo menos un año.

Quisiera comentar estas ocho razones que considero importantes y válidas en nuestro contexto latinoamericano también.

 Primero, la gente descubriría que el entrenamiento en el seminario se enfoca en el desarrollo del corazón así como en la preparación intelectual.

En el caso de nuestro seminario, éste énfasis está marcado con la participación de los estudiantes en los devocionales de cada martes así como en el desarrollo de la Semana de Énfasis Espiritual que se realiza cada año.

Segundo, la gente aprendería que la educación en el seminario no es solamente académica sino práctica en el más amplio espectro. Es por ello, que solicitamos a cada estudiante su informe de obra práctica y nos aseguramos que esté sirviendo en su iglesia local.

Tercero, los creyentes serían mejores miembros, mucho más capaces de servir a su iglesia y al mundo.Al tener el enfoque más amplio de la educación en el seminario, los retos y desafíos para los creyentes de nuestras iglesias serían mejor cubiertos.

Cuarto, la gente tendría mayor aprecio por su pastor quien, él mismo, ha pasado por le seminario. Parecería que los hermanos de nuestras iglesias tienen mayor confianza en su pastor, cuando éste ha pasado pro las aulas del seminario.Pocos logran entender y captar la dimensión de las demandas del ministerio a menos que hayan pasado por la experiencia de la capacitación formal.

Quinto, la gente formaría relaciones más duraderas con otros hermanos que tienen las mismas metas y sueños de servir a Cristo y su reino.La posibilidad de conocer nuevos hermanos y entablar relaciones con ellos son un alimento al alma que nos amplia la visión del ministerio. Nos permite darnos cuenta que no estamos solos en este desafío.

Sexto, la gente encontraría los profesores más dedicados, talentosos, capaces de ser conocidos en otras facetas diferentes a las del pastorado. El profesor enseña no sólo con su conocimiento sino sobre todo con su ejemplo. El esta allí no sólo para informar sino sobretodo para formar.

Sétimo, la experiencia del seminario, aunque sea una sola clase, puede cambiar la vida de una persona y su perspectiva. Muchos ingresan al seminario sin saber exactamente a qué los ha llamado Dios pero conforme van pasando los meses y años van descubriendo el llamamiento específico que Dios tiene par cada uno de ellos.

Octavo, la gente desarrollaría un mayor aprecio por el seminario como una parte vital del ministerio de la iglesia.La razón de ser del seminario es la iglesia. Este existe por ella. Por eso es importante que los hermanos de nuestras congregaciones adquieran un aprecio cada vez más significativo pro el ministerio que el seminario realizar.

 Ojalá que pensemos que es importante brindar a nuestros hermanos la oportunidad de prepararse y ofrecerles las posibilidades que tenemos con una institución como la nuestra, que con casi 30 años, sigue preparando hombres y mujeres para llevar adelante la tarea de la iglesia.¡Te invitamos a visitarnos!

 

 

 artículos anteriores>

     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALIANZA CRISTIANA Y MISIONERA DEL PERU / Prol. Cayetano Heredia 151,Pueblo Libre. Lima-Perú/Telf.463-8885/ 261-5133
contacto